diana y calisto

Calisto

Calisto era hija del rey de Arcadia, Licaón, y formaba parte del séquito de Artemisa, la diosa virgen de la caza y la naturaleza. Todas las muchachas y ninfas de la diosa debían jurar que permanecerían vírgenes. Zeus se enamoró de la atlética Calisto y una tarde, mientras descansaba en el bosque, la raptó y empezó a hablarle y a besarla «de manera incontrolable, como no besaría una joven» (Ovidio). Después la violó y cuando meses más tarde Artemisa se bañaba con sus jóvenes ninfas, observó el estado en que se encontraba Calisto y horrorizada la expulsó de su séquito.
Calisto tuvo un hijo, Arcas. Hera, celosa por el embarazo de la joven, no se creía que todo hubiese ocurrido contra la voluntad de la muchacha y la convirtió en una osa. Años después, cuando Arcas salió un día a cazar, se encontró con su propia madre y le disparó una flecha. Zeus situó a Calisto en el firmamento como un signo del Zodiaco: Ursa Major u Osa Mayor. Arcas la acompañó en el firmamento como la Ursa Minor u Osa Menor. No obstante, fue la celosa Hera la que tuvo la última palabra.

¿Te ha sido útil este artículo?
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (No hay votos aún) ¡Sé el primero!