thor

Thor

Thor, el matagigantes. Tan popular como su padre Odín, y a veces incluso más, Thor (o Donar o Thunor, que de todas estas formas era conocido) es un héroe divino en toda regla: el más fuerte de todos, desde el punto de vista físico; el más osado y fanfarrón, y un impenitente viajero. Protagonista de numerosas aventuras y principal tormento de los gigantes y de las fuerzas maléficas en general, su matrimonio es un prodigio de estabilidad, teniendo en cuenta la promiscuidad de que suelen hacer gala los panteones mitológicos. Su esposa es la diosa Sif, que le da dos hijos varones, Magni (fuerza) y Modi (valor), y una hembra, Thrudr (fortaleza). Rey del trueno, de los relámpagos, del viento y de la lluvia fecundadora, este poderoso dios de barba rojiza, dotado de gran apetito y cólera fácil, viaja en un carro tirado por dos machos cabríos: Rechina Dientes y Dientes Brillantes, desde los cuales convoca a las fuerzas de la naturaleza para que desaten tempestades y tormentas sobre el mundo. El tronar celeste en tales ocasiones no es otra cosa que el carro de Thor galopando alegre y arrogante por encima de las nubes.

Las Poderosas Armas de Thor

Nadie sabe muy bien de dónde nace la antipatía que Thor profesa hacia los gigantes y los enanos, pero se cuentan muchas historias que la demuestran. Por citar una, el enano Alviss (el que todo lo sabe) se presentó un día en su casa para reclamar con toda la desfachatez la mano de su hija. En lugar de echarle a patadas, Thor se limitó a aceptar, aunque con la condición previa de que el enano contestara a todas sus preguntas para saber si realmente hacía honor a su nombre. Alviss, confiado, fue contestando todo lo que le preguntó el dios acerca de la tierra y el cielo, la luna y el sol, las nubes, el fuego, los bosques, los cereales, la cerveza… Hasta que, de improviso, se presentó el alba, que, como todo el mundo sabe, resulta muy peligrosa para todos aquellos seres que no disponen, como los humanos, de la protección del espíritu del sol. En efecto, los rayos solares convirtieron en piedra al enano en cuanto se derramaron sobre él, mientras Thor se carcajeaba y brindaba a su salud.

thor mjolnir
El martillo de Thor: El Mjolnir

Y eso que el dios tronante debe gran parte de su arsenal personal a los enanos. Por ejemplo, su cinturón de fuerza o Megingjord, que, como su nombre indica, posee la propiedad de aumentar sensiblemente la resistencia y fortaleza de quien lo ciñe. O su martillo Mjollnir (triturador), una de las armas más famosas de todos los tiempos, capaz de desatar rayos y truenos, y que regresa como un bumerán a las manos de su dueño, enfundadas convenientemente en un par de guanteletes protectores de hierro, después de ser lanzado contra el enemigo. Dos de los más grandes forjadores entre los enanos construyeron el martillo para Thor, pero a la hora de terminar su presente no pudieron evitar un pequeño defecto, y es que el mango es demasiado corto.
La culpa es del intrigante Loki, que se dedicó a molestarlos, transformado en moscardón, mientras ellos trabajaban. Pese a ello, gracias a Mjollnir, muchos gigantes han encontrado la tumba, aunque el martillo mágico también ha sido utilizado como instrumento de poder religioso, para bendecir y consagrar: en el antiguo derecho germánico, lanzar un martillo que simbolizaba el arma de Thor era un rito de toma de posesión del suelo. Y depositarlo en el regazo de una muchacha, consagraba su boda. Tan maravilloso era Mjollnir que Thor no se separaba de él y no perdonaba ningún intento de que alguien lo sustrajera… Un gigante llamado Thrymir (estruendo) se lo robó y lo escondió enterrándolo a gran profundidad bajo tierra. Sólo se mostró dispuesto a devolverlo si los Ases le concedían a la diosa Freyja por esposa. Aceptando a regañadientes el consejo del astuto dios Heimdallr, Thor se disfrazó de mujer y, haciéndose pasar por la novia, se presentó en casa del gigante. Éste, feliz ante la perspectiva de que su estratagema triunfara, sacó el martillo para bendecir la boda, pero una vez que el Triturador regresó al regazo de Thor, éste se despojó de su disfraz y arremetió contra Thrymir y contra toda su familia, a los que exterminó literalmente.

¿Te ha sido útil este artículo?
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (3 votos, 3,67 de 5)