circe

Circe

Circe, hija de Helios, dios del sol y de la ninfa marina Perse, era hermana de Aetes, rey de Colchis, y tía de la infame hechicera Medea. Circe también fue una hechicera con magníficos poderes. Vivía en la isla de Aea, cerca de la costa italiana y no muy lejos de Nápoles. Por su palacio vagaban leones y lobos inofensivos que probablemente eran humanos convertidos en animales gracias a sus habilidades.
Circe convirtió a los hombres de Odiseo en cerdos cuando la visitaron en su isla de camino a su casa desde Troya. Fueron encerrados en una pocilga mientras mantenían su conciencia humana. Odiseo había ingerido una hierba especial del dios Hermes que le hacía inmune a la magia de Circe, y cuando la amenazó con su espada consiguió que sus hombres volviesen a su estado original. Después de esto, Odiseo compartió la cama con ella durante un año. Sus hombres vivieron también en el palacio entre el lujo y la abundancia, pero finalmente tuvieron que irse, aunque Circe quería que se quedasen. Ella misma les indicó lo que tenían que hacer en la siguiente misión, en la que debían visitar el Averno.
Jasón y Medea también visitaron a Circe en su isla, según una versión de la historia de los Argonautas. Acudieron a Circe para hacer penitencia por sus pecados, el asesinato de Apsirto, hermano de Medea. El carácter despiadado de Circe puede verse en la suerte de la pobre ninfa Scylla, ya que la hechicera, celosa, la convirtió en un monstruo marino para vigilar el estrecho de Sicilia con el torbellino Caribdis y hacer del lugar un punto muy peligroso.

¿Te ha sido útil este artículo?
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, 5,00 de 5)