menades bacantes

Las Ménades o Bacantes

Inicio » Europa » Mitología Griega y Romana » Las Ménades o Bacantes

Las Ménades o Bacantes para los romanos, eran discípulas femeninas de Dioniso. Aparecían extasiadas por el consumo de vino en los rituales del dios, vestidas con pieles de ciervo y de pantera llevando a cabo bailes frenéticos. En su mano llevaban un cayado llamado thyrus que estaba rematado con ramas de pino y envuelto en ribetes, viñas y hiedra. También llevaban racimos de uvas, antorchas y serpientes vivas.
En su estado, las Ménades adquirían poderes sobrenaturales. Eran capaces de despedazar animales vivos y seres humanos, que no siempre estaban a salvo de su ira. El rey Penteo de Tebas fue una de sus víctimas más conocidas, pues rechazaba el culto a Dioniso y sin embargo sentía curiosidad por el rito de las Ménades. Cuando intentaba espiarlas encaramado a un árbol, cayó en sus manos y fue despedazado, participando en el rito su propia madre Agave.
El cantante Orfeo, que tras la muerte de su amada Eurídice fue incapaz de fijarse en otra mujer, murió a manos de las Ménades, ofendidas por el hecho de haber rechazado su compañía. Su final, no obstante, fue trágico, pues Dioniso se cansó de ellas y las convirtió en árboles.

¿Te ha sido útil este artículo?
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (No hay votos aún) ¡Sé el primero!