Mitología Griega y Romana

Caronte

Caronte era hijo de Erebus (Erebo) («oscuridad») y de Nyx («noche»). Actuaba como barquero que llevaba las almas de los muertos hasta el Averno, cruzando la laguna Estigia en su bote que podía entrar en el reino de los espíritus de Hades.

Caronte era un anciano gruñón y desagradable que cobraba un óbolo (una moneda) a todo aquel que tuviese que coger su barca. Los griegos mantenían la costumbre de enterrar a sus muertos con un óbolo en la boca.

Publicaciones relacionadas