Mitología Griega y Romana

Eris

Eris, hija de Nyx, la diosa de la noche, era la personificación de la disputa y de lo que resultara discordante. Su aparición más famosa en la mitología tuvo lugar durante la boda de Peleo y Tetis, a la que no había sido invitada por ser un dios menor.

Su ira fue enorme y se vengó arrojando la manzana de la discordia entre los invitados, una manzana de oro con la inscripción: «Para la más bella». Hera, Afrodita y Atenea se disputaron el regalo, dada su vanidad, y Paris, el atractivo príncipe de Troya, fue invitado a ejercer de juez en la disputa, con terribles consecuencias. Según Homero, Eris era hermana de Ares e incluso describe cómo le acompañaba al campo de batalla: «Lucha, primero pequeña, y crecida luego, con la cabeza tocando el cielo y los pies sobre la tierra. Vaga entre los ejércitos y fomenta el odio entre ellos, codiciando el lamento de los hombres».

Publicaciones relacionadas