muerte de jacinto

Jacinto

Jacinto era hijo del rey Amidas de Esparta. Se trataba de un joven atractivo del que se enamoró Apolo hasta tal punto que olvidó sus deberes en Delfos por estar en Esparta junto a su amado. Apolo y Jacinto se convirtieron en inseparables y juntos salían a cazar a las montañas. Una tarde, durante un concurso de lanzamiento de disco, el destino -según algunos el celoso viento del oeste Céfiro- quiso que Jacinto recibiese el impacto de un disco lanzado por el dios tras rebotar contra el suelo. Todos los poderes curativos del dios fueron inútiles y Jacinto murió. Apolo hizo brotar una flor de la sangre del joven, quizá no la que conocemos como jacinto, pero sí un tipo de lirio sobre cuyos pétalos escribió las letras «ai, ai», la forma griega de expresar un lamento. Desde entonces se celebra cada año un festival de jacintos en Esparta.

¿Te ha sido útil este artículo?
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas
1 votos, 4,00 de 5 estrellas