Mitología Griega y Romana

Niké o Victoria

Niké o Victoria para los romanos, era la diosa de la victoria, que simplemente personificaba este concepto. Era hija de los titanes Palas y Styx, pero en la Guerra de los Titanes que enfrentó a éstos con los dioses se puso del bando de los últimos, motivo por el que resultaron vencedores.
Niké siempre ha sido representada como una joven alada («En primer lugar, Niké vuela con alas de oro […]»,. Frecuentemente aparece retratada en monumentos erigidos en honor de las grandes victorias sobre la palma de la mano de Zeus o de Atenea, para simbolizar el hecho de que estos dioses garantizaron el triunfo y por eso hay que adorarlos.
Niké aparece con diversos objetos como la cítara o la lira y una phiale o copa. También sostiene un thymiaterion o incensario y flores, además de un escanciador para verter los óleos necesarios sobre el altar.

Publicaciones relacionadas

Cerrar