danae

Dánae

Dánae era hija de Acriso, rey de Argos. Dado que un oráculo había señalado que su hijo mataría a Acriso, el rey la encerró en una torre de bronce en la que Zeus la visitó en forma de arco iris de oro y la dejó embarazada de Perseo. Acriso metió a su hija y a su nieto en una caja y los arrojó al océano, pero en lugar de ahogarse fueron arrastrados hasta la isla de Céfiros, donde el pescador Dicte los alojó. Más tarde, su hermano, el rey Polidecte, que deseaba a Dánae, envió a Perseo en una misión para cortar la cabeza de Medusa, tarea que se consideraba imposible. El joven regresó al año siguiente después de diversas aventuras, justo a tiempo de rescatar a Dánae y a Dicte de la situación en la que los había puesto Polidecte. Mostró al rey la cabeza de Medusa, que era tan terrible que convertía a cualquiera que la mirase en piedra. Ni el rey ni sus seguidores fueron excepción a esta regla.
Dánae acompañó a Perseo y a su prometida Andrómeda hasta Argos, donde Perseo mató accidentalmente al padre de Dánae, Acriso, con un disco, tal y como había dicho el oráculo. Según Virgilio, Dánae llegó hasta Italia, donde encontró a su nieto Turno, el gran rival de Eneas.

¿Te ha sido útil este artículo?
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas
(No hay votos aún) ¡Sé el primero!