esfinge y edipo

La Esfinge

La Esfinge era una criatura alada con cuerpo de león y cabeza y hombros de mujer, hija de Equidna y del monstruo Tifón. La diosa Hera la envió a Tebas porque el rey de la ciudad, Layo, había roto las reglas de la naturaleza y había eliminado a Crísipo, hijo del rey Pelops (Layo). Otra versión sostenía que la Esfinge aparecía siguiendo el dictado de Apolo o de Dioniso.
La Esfinge detenía a los viajeros en puntos solitarios del camino, a las afueras de la ciudad, o volaba hasta la ciudadela de Tebas para atacarlos. Planteaba un acertijo a sus víctimas, que había aprendido de las musas, y que decía así: «¿Qué animal va a cuatro patas por la mañana, a dos a mediodía y a tres por la noche?».
La Esfinge, cuyo nombre significa «estrangulados», inmediatamente mataba y devoraba a los que no le diesen la respuesta correcta, entre ellos uno de los hijos del rey Creón de Tebas que hacía de regente tras la muerte de su hermano Layo. Creón prometió el trono y la mano de la reina Yocasta al que acabase con la Esfinge y liberase a la ciudad de ese monstruo. Edipo, el abandonado hijo de Layo, no tuvo problema en resolver el acertijo. Respondió que la criatura en cuestión era el hombre y resolvió el acertijo, pues gatea cuando es un niño, camina sobre sus dos piernas mientras es joven y en su madurez, y se ve obligado a ayudarse de un cayado cuando es anciano. Al oír la respuesta, la Esfinge se estrelló contra un acantilado y desapareció entre las piedras.
Edipo se convirtió en rey de Tebas y se casó con Yocasta (que de hecho era su madre, aunque ninguno de los dos lo sospechaba). Así se embarcó en una próspera vida familiar que duraría muchos años, hasta que el destino los golpeó con saña, revelándoles sus verdaderas identidades.

¿Te ha sido útil este artículo?
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas
1 votos, 5,00 de 5 estrellas